Conoce nuestro producto innovador, que utiliza cáscara de nuez como agente de combustión.

El balance perfecto de una economía circular.

Evita la tala de árboles y fomenta el uso de residuos orgánicos 100% naturales en la fabricación de productos de combustión.

Un producto de combustión 100% ecológico.

Su residuo, la ceniza, es de origen vegetal y no es tóxica pudiéndose reciclar como abono para plantas.

Es un combustible no fósil, económico y que contribuye en la lucha contra el cambio climático. Recomendable en estufas y calderas de uso doméstico por tratarse además de un material limpio y práctico.

Nuestro pellet de cáscara de nuez genera aproximadamente un 25% más de poder calorífico que un pellet hecho de residuos de madera (1), motivo por el cual entrega mayor rendimiento y genera ahorro.

SEGUINOS EN Linkedin